Bienvenidos. Arrancar con un sitio de internet nunca es fácil y lo es más cuando el cliente es uno mismo. Especialmente la gente dice que si las cosas son para si mismo deberían ser aún más fáciles. muchas  veces en el proceso creativo surgen inconvenientes y a veces cambios de último momento que pueden hacer que el sitio se caiga y se tenga que iniciar de ceros. Muchas veces ocurren retrasos fuertes que implican que se quede el proyecto en el tintero en el olvido.

Se puede decir que uno mismo es el cliente más complicado de todos ya que muchas cosas cambian de golpe y se puede ir hacia el prefeccionismo dependiendo del día, del tráfico, y hasta de la cola de trabajo que tenga uno. Es verdad que uno mismo sabe lo que quiere pero muchas veces cuando una solución no es 100% convincente llegar a una solución adecuada  no siempre toma un tiempo determinado en horas o días. simplemente el proceso creativo es así. Cuando un producto funciona hay que ver que corra y luego evaluar resultados. Con eso se sabe la efectividad real del producto.

Espero les haya gustado este pequeño artículo.  Cualquier Retroalimentación la pueden hacer en la casilla de comentarios.